Con Sello Patagónico | HOMICIDIO EN EL ABÁSOLO | Jueves 12 de septiembre de 2019
Third slide

Reconocen al asesino de Roberto Nahuelquir y seguirá detenido

El imputado de matar de un tiro a Roberto Nahuelquir durante la noche del domingo 25 de agosto en la extensión del Abásolo, fue señalado en el reconocimiento de rueda de personas. Un testigo aseguró que fue quien disparó contra la víctima.


La rueda de reconocimiento de personas y la revisión de la prisión preventiva de Martín Quiroga, acusado por el homicidio de Roberto Nahuelquir, se desarrolló este miércoles en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia.  

La víctima fue alcanzada por un disparo que le ingresó por el brazo izquierdo y salió por el intercostal derecho cuando estaba en el techo de su casa de la calle Forjadoras Patagónicas de la extensión del Máximo Abásolo.

El asesinato ocurrió durante la noche del lunes 25 de agosto cuando un grupo de personas del mismo barrio atacó con piedras y tiros el domicilio de la familia Nahuelquir. El sospechoso fue detenido tres días después por parte de la Brigada de Investigaciones.  

En ese marco se celebró la audiencia judicial que estuvo presidida por la jueza Daniela Arcuri. Primero se hizo el reconocimiento de personas donde un testigo aseguró que Quiroga fue el autor de los disparos.

Por ello, la fiscal Cecilia Codina pidió que se mantenga la prisión preventiva del imputado debido a que persisten los peligros de fuga y entorpecimiento. Los agresores habían tenido una pelea previa con la familia Nahuelquir.

El grupo de Quiroga apredreó la casa de los Nahuelquir y la víctima se subió al techo de su casa para arrojar objetos contra los agresores. En ese momento Quiroga llegó con un pasamontañas que cubría parte de su rostro, pero se podía ver su pelo largo y portaba un arma de fuego.

Este efectuó al menos 15 disparos con una pistola 9 milímetros, uno de los cuales alcanzó a Nahuelquir.  “Quiroga fue reconocido hoy (por el miércoles) en rueda por el testigo”, aseguró la fiscal.

Recordó que Quiroga está imputado por el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego, con un mínimo de 10 años y 8 meses de prisión. Pidió que siga en prisión preventiva por tres meses.

Los defensores Mauro Fonteñez y Fiorella Picón se opusieron a la medida y sostuvieron que “existe una caprichosa investigación en cabeza de su asistido”. El penalista insistió en que su cliente no fue el autor del crimen y agregó que se entrevistó tres veces al testigo, quien “ha sido discrepante en sus dichos”.

El defensor presentó un informe socioambiental y solicitó el arresto domiciliario de Quiroga. La magistrada dijo que el testigo fue categórico y resolvió mantener la prisión preventiva por tres meses. 

Compartí la noticia

¿Qué te pareció esta información?