Con Sello Patagónico | CAUSA REVELACION | Martes 10 de septiembre de 2019
Third slide

Periodista admitió participación y será el primer condenado en la causa Revelación

El periodista y empresario Andrés Ninin ratificó su participación en todos los delitos que le imputaban, sería condenado a tres años de prisión efectiva, aunque no quedará detenido porque ya cumplió nueve meses de preventiva. Otros dos empresarios se beneficiarían con la probation, ofrecieron obras para Comodoro.


Los fiscales  Marcos Nápoli y Héctor Iturrioz leyeron ayer toda la acusación de la causa que investiga presuntos retornos de la obra pública para conformar una caja negra de la política. En ese marco, Andres Ninin confirmó su participación en las maniobras vinculadas a Canal 9 de Comodoro Rivadavia.

De esta manera, comprometió también a Diego Correa, Diego Luthers y el empresario Federico Piccione, quienes formaron parte del entramado de desembolsos a la empresa Protel.

“Acepto mi participación en los hechos y ratifico mi declaración”, esbozó Ninin, quien de esta manera deberá esperar la resolución de Piñeda en torno a la aceptación o no del juicio abreviado.

Este mecanismo regido por el principio de economía procesal, evita el juicio oral y público cuando el imputado reconoce su participación y responsabilidad en el delito que le imputan. En este caso particular, los fiscales aceptaron esta petición.

Napoli pidió una condena de tres años de prisión de efectivo cumplimiento para Ninin, que tendrá la posibilidad de acceder a la libertad condicional teniendo en cuenta los nueve meses de prisión que ya cumplió.

En tanto, su defensor Guillermo Iglesias anticipó que solicitará la libertad condicional para Ninin.

EMPRESARIOS PROPONEN OBRAS POR PROBATION

Dos nuevos empresarios grandes de la construcción accedieron a la suspensión del juicio a prueba. Se trata de Miguel Freile y Massoud Ighani.

De esta manera, el 90 por ciento de los empresarios imputados en la causa que investiga presuntos retornos de la obra pública, quedarán afuera del juicio oral y público, a pesar de cierta «connivencia» con el Estado provincial.

Ighani, dueño de Rigel Construcciones, ofreció construir un edificio por más de $ 4 millones en el barrio Stella Maris de Comodoro Rivadavia para la Fundación «Juntos por un Corazoncito Feliz».

Por su parte, Freile de la firma Freile Construcciones, ofreció ampliar en 72 m2 la sede del Centro de Rehabilitación de esa misma fundación, para evitar el juicio oral y público en su contra.

 

Compartí la noticia

¿Qué te pareció esta información?

 
 
 
 
 
100%