Con Sello Patagónico | FUTBOL FEMENINO | Sábado 17 de agosto de 2019
Third slide

El avance del fútbol femenino en Comodoro: Las nenas también juegan

El avance del fútbol femenino en los distintos clubes de Comodoro Rivadavia es enorme. Hoy por primera vez en la historia, la ciudad es sede del primer Mundialito Infanto Juvenil en rama femenina.


Foto: CSP

El presente femenino en el deporte local parece estar pisando muy fuerte. Se cumplen tres semanas de realizarse la primera competencia en torneo de fútbol once. Además ya está todo preparado para vivir lo que será la tercera fecha de un campeonato que ya demostró que de prueba no tiene nada.

El mes de agosto será histórico para las futbolistas comodorenses. Claro, es que durante este finde semana la ciudad es escenario de un torneo de futsal infantil en ramafemenina, organizado por la institución “Abrazo de Gol”.

En estas épocas donde todo pareciera estar ‘difícil’, da la sensación que se empezó a tomar conciencia sobre  la importancia de realizar actividad física dejando de lado los estereotipos y etiquetas con las que se distinguía a cada disciplina.

Durante la historia misma de la humanidad la mujer fue oprimida en distintos asuntos y sobre todo en aquellos deportes que se abocaban exclusivamente a lo masculino. A la mujer le costó mucho y todavía le cuesta adaptarse en diferentes cuestiones, no porque no sea capaz, sino porque nos hicieron creer y se llegó a naturalizar que los trabajos, la ropa, la música, el look de pelo, los colores, entre otros son cuestión de género.

El rol de la mujer fue cambiando, nada fue fácil pero los resultados empezaron a verse. En este caso nos referimos al tema a través de una disciplina deportiva, históricamente relacionada al sexo masculino como lo es el fútbol.

Desde chicos nos hicieron creer que jugar a la pelota era cosa de varón, era un juego que si te gustaba y eras mujer solo lo podías practicar en el patio de la casa, porque ningún club le dedicaba horas a esta pasión de multitudes que hoy fue transformándose. Vale aclarar que el deporte no cambió, lo que se modificó fue la actitud y la idiosincrasia argentina.

Hoy el fútbol vibra más que nunca. Dentro del campo de juego, en las tribunas, en las calles, en cada potrero, en cada patio, en cada escuelita o institución que con el correr de los años debió modificar la cartelera de actividades para incluir a la mujer en un deporte donde socialmente le era adverso.

No fue fácil, llevó sus años, de a poco se fueron rompiendo paradigmas, superando obstáculos, quitando etiquetas, deconstruyendo costumbres, prejuicios, asumiendo responsabilidades, y principalmente se corrió detrás de un sueño que hoy empieza a cumplirse, porque en la ciudad de Comodoro Rivadavia el fútbol ya es de todos

Compartí la noticia

¿Qué te pareció esta información?

50%
50%