Con Sello Patagónico | SOY PATAGONICO | Martes 13 de agosto de 2019
Third slide

Mirá cómo este perro arriero salta por arriba de las ovejas

Las imágenes tomadas en un campo de Gobernador Gregores fueron compartidas en las redes sociales y generaron muchos comentarios y halagos para este perro negrito tan habilidoso.


Foto ilustrativa

Una muestra de rapidez, equilibrio y astucia la de este perro arriero sureño. El video fue compartido por Gerardo Uribe en el grupo virtual Soy Patagónico! y consechó muchos elogios.  

Te invitamos a conocer más sobre los perros arrieros que trabajos en los campos patagónicos.

En toda producción ganadera, el principal desafío es cuidar al rebaño de animales en producción, manteniendo su bienestar, salud y protegiéndolos de cualquier adversidad.

Los productores están en continua búsqueda de herramientas que permitan superar sus desafíos y llegar al final de la producción obteniendo los mejores resultados posibles. De allí, surgió la utilización de perros arrieros entrenados y de genética adecuada.


¿COMO SE ENTRENA UN PERRO?

Además de una correcta elección genética, el entrenamiento es el pilar fundamental para lograr grandes resultados explica a Info campo, Ana Julia Toledo, integrante de la Asociación Civil Sociedad Argentina de Perros Arrieros (S.A.P.A).

“Una vez que probaste que tu perro tenga la genética correcta, desde cachorro se arranca con el siguiente método; aclaro que éste es el que utilizamos nosotros, pero hay muchas formas de entrenarlos: se arranca siendo compinche con el cachorro. Él te acompaña a todos lados, y se le comienza a enseñar a que se siente, te espere, respete, salte, y funciones similares. La base está en enseñarle con juegos, lo que vos querés que haga, y lograr que entienda que lo que hace es porque vos se lo indicaste”.

Cuando el cachorro llega a los 7,8 meses, “se procede a juntar al perro con la hacienda, los mejor, es con ovejas mansas. Ahí arranca el entrenamiento formal, se le enseña si tiene que ir por la derecha, por la izquierda, si se tiene que echar, etc”.

“El perro empieza a sacar lo que tiene adentro y comienza a regularse solo. Entonces, él sabe y distingue si va a manejar una oveja con un cordero recién nacido o un búfalo. Se trata de largar la potencia que él tiene adentro y eso no se le puede poner nadie, lo tiene en la sangre. Lo que sí se puede, es modelar esto mediante su entrenamiento”.


Compartí la noticia

¿Qué te pareció esta información?

87%
12%