Con Sello Patagónico | JUICIO POR HOMICIDIO | Lunes 12 de agosto de 2019
Third slide

Absuelven al acusado de correr al marino que cayó por el cerro Chenque

La Justicia de Comodoro Rivadavia este lunes resolvió por unanimidad absolver a Elías Maldonado, acusado de correr con intenciones de robo a Hugo Molina Escobar, en abril de 2018. Las juezas argumentaron que no se pudo probar que la víctima “fuera empujado hacia el vacío”.


En los tribunales penales del barrio Roca se escuchó esta mañana el veredicto de responsabilidad penal en el juicio por la muerte del miembro de las Fuerzas Armadas, Hugo Molina Escobar.

Las juezas Gladys Olavarría, Mónica García y Mariel Suárez resolvieron por unanimidad absolver a Elías Maldonado, imputado hasta hoy por el delito de homicidio en ocasión de robo, con dolo eventual; en perjuicio de Molina Escobar, ocurrido la madrugada del 29 de abril de 2018.

En su veredicto las magistradas consideraron que durante el debate no se pudo acreditar con certeza la autoría, que “el occiso fuera empujado hacia el vacío”, ni tampoco “la intensión de desapoderarlo de su celular”.

Hay que recordar que la audiencia de alegatos finales se celebró hace una semana, donde la fiscal Cecilia Codina solicitó que se declare a Maldonado penalmente responsable del delito de homicidio en ocasión de robo.

La abogada querellante en representación de la familia del marino, Olga Figueroa, pidió en el mismo sentido que la Fiscalía. En contraposición, el defensor público Esteban Mantecón en reemplazo de Mauro Fonteñez, requirió la absolución del imputado.

LIBRE DE CULPA Y CARGO

Las juezas en su veredicto consideraron probado durante el juicio la materialidad del delito investigado, la muerte de Molina Escobar en base a la autopsia y el certificado de defunción. “Ha quedado probado que la noche del hecho Molina Escobar estuvo dentro del vehículo”, con otras personas y que el mismo se dirigió a la zona del Balcón del Paraíso.

Una vez que se estaciona el auto en el que iba a bordo el marino, ingresa Maldonado al vehículo y le pregunta a la víctima si era “vigilante”. Este se siente amedrentado y huye a pie perseguido por tres personas. Luego de correr cae al vacío por el cerro Chenque.

Producto de la caída murió a causa de politraumatismos en la zona del cráneo y el tórax. En su testimonio, el perito fiscal sostuvo que la caída de Molina Escobar no fue voluntaria, pero “tampoco puedo asegurar que la misma fuera provocada por una tercera persona”.

El tribunal en su fallo consideró que “no surge del relato de testigos la intensión” del imputado de desapoderar a la víctima de su teléfono celular. Por lo tanto, no se pudo acreditar que Maldonado haya poseído un arma de fuego.

Compartí la noticia

¿Qué te pareció esta información?

 
 
 
 
16%
83%