Con Sello Patagónico | MUJERES EN EL MEDIO | Viernes 02 de agosto de 2019
Third slide

“Mujeres en el medio” reunió a más de un centenar de personas

Con un panel de exposiciones diverso, se desarrolló el encuentro de reflexión en torno a los casos de violencia de género: espacios de contención, denuncia, mediatización y avance en investigaciones fueron parte de los tópicos que se trataron.


La dimensión de la preocupación que genera la problemática de la violencia de genero en la comunidad comodorense se vio reflejada en la tarde del jueves con la convocatorio que reunió el encuentro “Mujeres en el Medio”. Más de un centenar de personas se acercaron al Centro Cultural.

La exposición tuvo un puntapié inicial con la presentación de Sol Cañumil, representante de la Comisión de Género de la Universidad de la Patagonia San Juan Bosco quién demandó de parte de los medios incorporar la perspectiva de género en una acepción amplia y no solo vinculado a los casos de violencia. “Cuando hablan de faltan de empleo, de ajuste, queremos saber como impacto eso también en las mujeres”, expresó.

 Asimismo, cuestionó la liviandad con la cual se abordan temas sensibles. “Existe una posibilidad de un abordaje serio que no este atado a la inmediatez”, y empleó como caso testigo las publicaciones de medios santacruceños sobre un episodio con un niño que se pretendía dar en adopción, donde primó el juicio hacia la madre con fuentes cuestionables.

A continuación, Mónica Baeza, secretaria general del SIPREN CR se refirió  a la pérdida de  empleo formal en la ciudad dentro del ámbito de los medios y el impacto que el sobreempleo para cubrir un salario digno genera en el tratamiento de la información. Asimismo, ofreció un panorama sobre los múltiples destratos que padecen las trabajadoras del sector.

Desde la Dirección de Género Municipal, Alejandra Maglione y Antonella Zagoglio se brindó un detallado panorama sobre las posibilidades de contención que hay en La Casa, se hizo hincapié en el trabajo en red para permitir que las mujeres que pueden salir del circulo de violencia y emprender una nueva vida con autonomía. A los medios se los exhortó a dejar de lado el morbo. “Cuando se revictimiza a una mujer no solo se afecta a esa mujer, sino también a los hijos e hijas si los tuviera, sobre el resto de su grupo familiar, se presenta a veces como una cuestión pasional, sin tener presente toda la red de contención de esa mujer. Y por otro lado tiene efecto de rebote por identificación de todas las mujeres, niñas, niños y jóvenes que están leyendo esa noticia”.

En representación de la Comisaria de la Mujer, la subcomisaria Soledad Díaz y Alejandra Medina brindaron un informe detallado sobre las estadísticas que manejan en dos jurisdicciones  para atender la demanda de toda la ciudad. “Estamos hablando de alrededor de 470 causas que llevamos de violencia familiar, más unas 700 actas de conflicto familiar”, indico Medina. Sobre el tratamiento de los medios explicaron “nosotros como Comisaria, consideramos los relatos privados, para nosotros es fundamental que no salgan a la luz datos primordiales para una investigación, los relatos con detalles o con nombres son los que obstaculizan la investigación”.

Por su parte. el fiscal jefe, Juan Carlos Caperochipi, respecto del abordaje de la temática se refirió a la creación en el año 2015 de la Agencia especializada en Violencia de Género, en la fiscalía local. Es difícil para los organismos Estatales hablar de este tema, con el riesgo de abordarlo con ligereza. Tratábamos de definir perspectiva de género, cambio de paradigma y violencia de género y llegamos a la conclusión que quizás en el intento nos dispersamos, y más allá de un lenguaje común, “cada Organismo debe definir que es la perspectiva de género desde el punto de vista de la función que cumple y de la intervención que le va a caber”.

“A veces en un procedimiento judicial referido a violencia de género, quizás no importa el resultado, porque a veces, en el 95 % de los casos no llegan a juicio, no hay condenas, porque tal vez sea una lesión leve, una amenaza, porque tal vez no hay prueba suficiente porque son delitos que se comenten en la intimidad del hogar que la Justicia no puede probar. Pero el éxito de la intervención judicial está en la intervención misma”, aseguró el fiscal jefe. Esa atención, esa intervención, que recibe la víctima está destinada a destruir el ciclo de violencia de género en la que está inmersa. La mujer-víctima deja de estar sola cuando entre en contacto con la policía, con la Agencia especializada del Ministerio Público Fiscal en el tema. Hace unos años no existía la Comisaría de la Mujer, ni la fiscalía especializada, se están cambiando los modos de abordaje de la temática para bien. Caperochipi concluyó que lo que hay que tener es una visión optimista sobre los cambios positivos que están ocurriendo y seguramente la Ley nunca va a estar a la altura del fenómeno, pero vamos empujando para que la legislación cambie, para que las organizaciones que atienden el problema se actualicen, para que se unifiquen criterios y protocolos. La no naturalización del problema que nos toca atender es lo que va a evitar que se produzcan muchísimos más casos de éste tipo, concluyó.

La funcionaria del área de Violencia Familiar del Ministerio Público Fiscal de Comodoro, Ailén Picollo en tanto, brindó detalles sobre el estado de las causas de distintos femicidios de la ciudad y las estadísticas de las últimas denuncias recepcionadas. “Solo en enero tuvimos 142 causas de hechos de violencia contra la mujer, pero en la gran mayoría hablamos de violencia familiar en relación a la pareja. De ese número, 27 son casos de violencia repitente”, remarcó en este sentido se explayó en torno al concepto del “Circulo de la Violencia” y la necesidad de abordar en red la tercera etapa del mismo que implica “una fase de reconciliación” en la cual con engaños se vuelve a someter a una victima.


 

Compartí la noticia

¿Qué te pareció esta información?

80%
20%