Array ( [0] => stdClass Object ( [id] => 0 [nombre] => Muni [imagen] => muni-rectangular.jpg [url] => https://www.comodoro.gov.ar [ordinal] => 1 [visible] => 1 [seccion] => detalle ) [1] => stdClass Object ( [id] => 1 [nombre] => concejo deliberante [imagen] => consejo.gif [url] => http://www.concejocomodoro.gob.ar [ordinal] => 1 [visible] => 0 [seccion] => detalle ) [2] => stdClass Object ( [id] => 2 [nombre] => Casino de suboficiales [imagen] => comodoroayudac.png [url] => http://www.comodoroayuda.com [ordinal] => 2 [visible] => 1 [seccion] => detalle ) [3] => stdClass Object ( [id] => 9 [nombre] => SCPL [imagen] => scpl.gif [url] => https://scpl.coop/ [ordinal] => 2 [visible] => 1 [seccion] => detalle ) [4] => stdClass Object ( [id] => 10 [nombre] => GAIA DANZA [imagen] => gaia.danza.gif [url] => https://www.facebook.com/gaia.danza.5 [ordinal] => 3 [visible] => 0 [seccion] => detalle ) [5] => stdClass Object ( [id] => 14 [nombre] => Baner ingles [imagen] => baner-ingles.gif [url] => [ordinal] => 3 [visible] => 1 [seccion] => detalle ) [6] => stdClass Object ( [id] => 6 [nombre] => Nati [imagen] => casto_nb.png [url] => https://anchor.fm/natalia-castro20 [ordinal] => 3 [visible] => 1 [seccion] => detalle ) [7] => stdClass Object ( [id] => 4 [nombre] => El obrero [imagen] => banner-elobrero.jpg [url] => https://www.muebleselobrero.com [ordinal] => 4 [visible] => 0 [seccion] => detalle ) [8] => stdClass Object ( [id] => 3 [nombre] => Acumuladores austral [imagen] => acumuladores-austral.gif [url] => [ordinal] => 4 [visible] => 1 [seccion] => detalle ) [9] => stdClass Object ( [id] => 12 [nombre] => dragicevich [imagen] => dragicevich.gif [url] => https://www.instagram.com/lic.mirtadragicevich/ [ordinal] => 4 [visible] => 1 [seccion] => detalle ) [10] => stdClass Object ( [id] => 13 [nombre] => estanislao [imagen] => estanislao.gif [url] => https://www.instagram.com/estanislao.cerveceria/ [ordinal] => 4 [visible] => 1 [seccion] => detalle ) [11] => stdClass Object ( [id] => 5 [nombre] => Banner Medicina Laser [imagen] => banner-medicina-estetica.jpg [url] => [ordinal] => 5 [visible] => 0 [seccion] => detalle ) [12] => stdClass Object ( [id] => 11 [nombre] => TU COLOR HOY [imagen] => tucolorhoy.gif [url] => https://www.facebook.com/pintureriatucolorhoy [ordinal] => 5 [visible] => 1 [seccion] => detalle ) [13] => stdClass Object ( [id] => 7 [nombre] => Laca [imagen] => laca.png [url] => https://facebook.com/LacaComodoroRivadavia [ordinal] => 5 [visible] => 0 [seccion] => detalle ) [14] => stdClass Object ( [id] => 8 [nombre] => CSP VIDEOS [imagen] => csp-youtube.png [url] => https://bit.ly/2GxAkdi [ordinal] => 6 [visible] => 1 [seccion] => detalle ) )

Con Sello Patagónico | PATAGONIA | Sábado 27 de marzo de 2021
Third slide

El mayor coleccionista de Anteojito en la Patagonia

Omar Acosta atesora todo tipo de objetos relacionados a la creación de García Ferre. La revista dejó de publicarse en 2001.


Fotos. LMNeuquén


Este domingo se cumplirán 8 años de no tener a Don Manuel García Ferré entre nosotros. Tal vez, su nombre no sea tan familiar pero si nos referimos a él, como el “Papá de Anteojito” los que tengan más de treinta años sabrán inmediatamente de quién se trata.

Manuel García Ferré fue uno de los tantos inmigrantes españoles que llegó a Argentina en busca de nuevos horizontes. Prolífico y creativo dibujante, se desempeñó en el rubro de la publicidad gráfica, gracias a la cuál consiguió trabajo en una revista escolar infantil muy prestigiosa de la época, la conocida “Billiken” de Editorial Atlántida.

En 1964 funda su propia revista “Anteojito” que junto a la mencionada “Billiken” fueron por muchos años las revistas infantiles de mayor circulación en el mercado, ya que estaban presentes en cada hogar argentino constituyendo un auxiliar escolar de papel.

A través de las páginas de “Anteojito” pudimos conocer las creaciones de Manuel García Ferré, como por ejemplo, al personaje que le daba nombre a la revista, “Anteojito”, un niño portador de unos enormes anteojos que superaban su rostro (haciéndole ganar su popular apelativo), a su Tío Antifaz (cuya personalidad parecía provenir de un eterno carnaval debido al antifaz que nunca se sacaba) como así también a Larguirucho, Hijitus, Petete, Calculín y tantos otros.


El rasgo distintivo más particular de la revista era una sorpresa. Se trataba generalmente de un pequeño juguete de plástico que venía embolsado y pegado con cinta scotch como regalo y con el cual lo niños jugaban para desechar luego, conservando la revista que venía cargada de cosas que servían para la escuela.

No todos los niños desecharon los juguetes y los tiraron después de divertirse, no todas las sorpresas de la revista se perdieron en una mudanza. En la ciudad de Gral. Roca vive el mayor coleccionista de la obra de García Ferré de la Patagonia se llama Omar Acosta y nos contó cómo comenzó su colección que sigue acrecentando día a día.

“Soy un nostálgico amante de lo retro y de las cosas lindas que deja lo retro. Soy fanático de la obra de Manuel García Ferré a quién conocí a quién conocí casi casualmente cuando estaba viendo un programa de televisión, yo era lector de chico de su revista Antojito. Recuerdo que fue en unas vacaciones de invierno cuando vi la entrevista a un señor de anteojos, bigote y cejas muy gruesas, que hasta ese momento no sabía de quién se trataba. Hasta que comprobé con sorpresa que se trataba del creador de todos los maravillosos personajes de los que era fanático desde tan pequeño y fue como descubrir un mundo nuevo, en realidad al creador de ese fantástico mundo", contó a LM Neuquén.


- ¿Ahí empezó todo?

Me volví coleccionista aquella tarde de invierno en que después de ver la entrevista por televisión agarré una pila de revistas “Hola” edición española que tenía mi mamá en mi casa y yendo casa por casa de mis amigos de la escuela y del barrio, las intercambié por otra pila de revistas “Anteojito” con las que volví a mi casa para comenzar una colección que aún hoy sigue creciendo y que como te digo tiene más de cuarenta años.

- ¿”Antejito” era entonces una presencia constante en tu casa?

Mi madre para entretenernos, nos compraba la revista a mí y a mi hermana para que la leyéramos, la recortáramos, pegáramos las figuritas que traía y nos podíamos pasar todo el día así. Desde muy pequeño soy fanático de la obra de García Ferré y un coleccionista de todo cuando tenga que ver con eso. De las revistas “Anteojito”, de los 1924 números que se editaron me faltan sólo dos ediciones. He reunido una gran cantidad de objetos relacionados al tema, lo cual me ha llevado, si saco cuentas, más de cuarenta años. Desde revistas hasta merchandising de este gran artista, pero además exitoso empresario que fue Don Manuel.

- ¿Es decir que tu colección se sigue completando permanentemente?

Con la llegada de los sitios de compra-venta por internet, como coleccionista, comencé a conocer otro mundo, ya que accedí a la compra de un montón de productos de la firma García Ferré de cuya existencia no había tenido conocimiento o bien que no había podido adquirir cuando era chico. Fue una especie de revancha con la vida poder comenzar a conseguir todos esos objetos coleccionables ya de grande.


Primero empecé coleccionando las revistas y después ya todo el merchandising que abarca: muñecos, cotillón, perfumería, envases, figuritas, discos, textiles, vajilla, en fin, la lista es tan insólita como interminable. Además de la revista “Anteojito”, estaban las otras: “Larguirucho”, “Hijitus”, “Petete” (las del Libro Gordo que hasta hace poco no existía como tal), “Antifaz”, etc. Tanto en sus ediciones, nacionales, latinoamericanas como las españolas.

- ¿Cumpliste el sueño de conocer a tu ídolo?

En mi época de estudiante en la ciudad de La Plata y estando más cerca de Capital dónde tenía sus oficinas la Productora de García Ferré tuve la oportunidad de visitarlo y conocerlo en persona y poder retribuirle todo ese cariño y la admiración que había significado poder vivir ese maravilloso mundo de sus revistas infantiles. El día que lo conocí, después de haber visitado la editorial y sin haber podido antes lograrlo, pude entregarle un dibujo que le obsequié y que él recibió con su modo parsimonioso y amable de tratar a la gente, su volumen de voz bajo y brindándole mucha atención al regalo y me pidió mi dirección y mis datos mientras miraba el dibujo desde varios ángulos. Era un Anteojito que había dibujado utilizando un montón de materiales para lograr una buena impresión y Don Manuel lo agradeció con su atenta mirada.

El vínculo que me une a la Productora de García Ferré es el amor y la admiración por ese gran creador y además por la enorme cantidad de artistas que aunó para llevar adelante su proyecto gracias a quienes hemos podido tener una hermosa infancia.

- ¿El objetivo de un coleccionista es sólo acumular objetos de su predilección?

La función de coleccionismo no solo es recolectar elementos, en mi caso de García Ferré, que de hecho son parte de mi propia historia es la de investigar sobre esas producciones y el contexto cultural en el que están insertas. Para poder compartir mis investigaciones abrí un blog que sirvió para difundir la obra de García Ferré cuando cerró la editorial y que terminó agrupando a muchos otros fanáticos y coleccionistas junto a quienes trabajamos para recuperar el legado de Don Manuel.

- Existen otros coleccionistas de la Obra de García Ferré en el país entonces.

Sí varios, yo sólo soy uno más hay coleccionistas en muchas otras partes de país. Gente que ha vivido las distintas etapas de la editorial y de su productora desde el comienzo y después estamos los que lo fuimos conociendo después cuando se sumaron las películas y que constituía un verdadero desafío de producir en el país con productos de muchísima calidad.

Yo creo que el Legado de García Ferré es irremplazable, por lo menos hubo muchos otros artistas, dibujantes y creativos contemporáneos de Don Manuel y que no tuvieron tanta trascendencia. El acompañó nuestra infancia junto a todas sus creaciones que disfrutamos plenamente. No creo que pueda volver a existir otro García Ferré, sí su legado a través de un grupo de creativos extraordinarios que continúan desarrollando sus producciones, pero ya de otro modo, no en forma conjunta.

En el 2001 en el marco de una crisis económica que impactó negativamente en el mercado editorial la revista “Anteojito” dejó de publicarse después de 37 años de trayectoria. Volver a recordar sus personajes sería una forma de rescatar ese legado, volver a ver sus películas con las nuevas generaciones sería la excusa perfecta para pasar una tarde junto a los pequeños. Visitar en forma digital los sitios de internet dónde se atesoran las páginas de la revista, sus historietas y sus láminas educativas es sin duda revivir aquellas épocas en las que, si no te podían comprar la revista en tu casa, tu mejor amigo te la prestaba para que la disfrutaras.

Fuente: LMNeuquén

¿Qué te pareció esta información?