Array ( [0] => stdClass Object ( [id] => 0 [nombre] => Muni [imagen] => muni-rectangular.jpg [url] => https://www.comodoro.gov.ar [ordinal] => 1 [visible] => 1 [seccion] => detalle ) [1] => stdClass Object ( [id] => 1 [nombre] => concejo deliberante [imagen] => consejo.gif [url] => http://www.concejocomodoro.gob.ar [ordinal] => 1 [visible] => 1 [seccion] => detalle ) [2] => stdClass Object ( [id] => 2 [nombre] => Casino de suboficiales [imagen] => comodoroayudac.png [url] => http://www.comodoroayuda.com [ordinal] => 2 [visible] => 1 [seccion] => detalle ) [3] => stdClass Object ( [id] => 6 [nombre] => Nati [imagen] => casto_nb.png [url] => https://anchor.fm/natalia-castro20 [ordinal] => 3 [visible] => 1 [seccion] => detalle ) [4] => stdClass Object ( [id] => 3 [nombre] => Draw [imagen] => banner-escueladepool.jpeg [url] => [ordinal] => 4 [visible] => 1 [seccion] => detalle ) [5] => stdClass Object ( [id] => 4 [nombre] => El obrero [imagen] => banner-elobrero.jpg [url] => https://www.muebleselobrero.com [ordinal] => 4 [visible] => 0 [seccion] => detalle ) [6] => stdClass Object ( [id] => 5 [nombre] => Banner Medicina Laser [imagen] => banner-medicina-estetica.jpg [url] => [ordinal] => 5 [visible] => 0 [seccion] => detalle ) [7] => stdClass Object ( [id] => 7 [nombre] => Laca [imagen] => laca.png [url] => https://facebook.com/LacaComodoroRivadavia [ordinal] => 5 [visible] => 1 [seccion] => detalle ) [8] => stdClass Object ( [id] => 8 [nombre] => CSP VIDEOS [imagen] => csp-youtube.png [url] => https://bit.ly/2GxAkdi [ordinal] => 6 [visible] => 1 [seccion] => detalle ) )

Con Sello Patagónico | CORONAVIRUS | Domingo 22 de noviembre de 2020
Third slide

Médico comodorense explica 'qué debemos pedirle' a la vacuna

Hernán Barreda Correia es un médico comodorense que trabaja en el Sanatorio Güemes de Buenos Aires y aboga por dirigir recursos y estrategias para la apertura turística y el reinicio de clases de clases presencias. Las cuatro cuestiones que debemos evaluar de la vacuna contra el Covid-19.



Hernán Barreda Correia (31), es un médico comodorense (M.N 161.907) que actualmente realiza su residencia en Clínica Médica (Sanatorio Güemes-UBA, Buenos Aires), Salud Pública (UBA), una de las instituciones de salud que más casos de Covid-19 atendió la pandemia.

Entre las definiciones que brindó ante Con Sello Patagónico, abogó por “dirigir recursos y estrategias para la apertura turística y el reinicio de clases presenciales”. Además explicó que “la curva de contagios en las provincias se parece a las de Europa y Norteamérica” y explicó las cuestiones que debemos analizar en torno a la vacuna del coronavirus. 

"Hay que ser cuidadosos y detallistas en el análisis de las curvas de contagios y circulación viral” dijo Hernán y argumentó que “si uno mira la curva nacional, es una curva que asciende, evoluciona con una meseta y luego desciende. Esta curva nacional, como todas, está conformada por otras curvas más pequeñas de cada provincia”.

Ejemplificó: “La curva de Europa, Norteamérica o Brasil, son curvas con un gran pico inicial -sin meseta- y luego un descenso progresivo. En el pico está el colapso de salud, aplanar la curvar baja la probabilidad de ese colapso, y con el colapso, de contagios o muertes evitables. 

Ahora, si uno mira las curvas de muchas provincias argentinas, tienen una morfología con pico y no a mestas, se parecen más a las curvas de Europa y norteamérica que a las de CABA y AMBA”, señaló. 

En tanto que definió: “Hay que tener políticas sanitarias preventivas sobre todo para la evolución de estos lugares. Son los municipios a donde hay que dirigir esfuerzos, recursos y estrategias de cara a la apertura turística en verano y al reinicio de clases presenciales”.

Consultado sobre la vacuna contra el coronavirus, que el Gobierno nacional promete comenzar a aplicar en la población entre fines de diciembre y principios de enero, Hernán precisó: “Las aguas hoy nos muestran aproximadamente 50 vacunas en protocolos de investigación; 11 en fase 3 (en estudio con voluntarios). Ninguna en fase 4 (con eficacia y seguridad comprobada en los voluntarios de fase 3, abierto a la población en fase 4)”. 

Y describió: “De ellas, el Ministerio de Salud de la Nación está en negociación con la vacuna Sputnik, Johnson & Johnson, Pfizer, Oxford y Sinopharm. Las tres últimas se testean en el país.

Cómo en cualquier otro tratamiento, uno a la vacuna tiene que pedirle eficacia, seguridad, costo razonable, practicidad en su utilización.

EFICACIA: Todas impresionan eficaces en lo arrojado en estas fases 3 (en proceso).

SEGURIDAD: Todas impresionan seguras, pero no es algo que uno pueda firmar y sellar hasta completadas las fases 3. Este es el cuello de botella a la obligatoriedad. Es muy poco probable que el ministerio de salud dé semáforo verde en obligatoriedad a una fase 3 incompleta, porque de manera institucional es muy espeso obligar a algo aun no completamente comprobado. 

Pero seamos plenamente conscientes que la omisión de políticas también generan daño, que de la mano de la no vacunación podemos estar perdiendo oportunidades de reducción de contagios, enfermos y muertos. 

Y en este mismo orden de cosas muchas veces desde la sociedad actuamos de manera paradójica: salimos con antorchas en las manos a incinerar la posibilidad de la vacuna que, en su conjunto, lleva más de 500.000 de personas testeadas sin grandes efectos adversos, y con las mismas manos aplaudimos a esos médicos que salen a vender ibuprofeno inhalado que no tiene ningún desenlace clínico comprobado en toda la literatura científica.

COSTO RAZONABLE: Salvo la de Oxford por barata (4 usd) y la de Wuhan por cara (140usd), la mayoría rondan los 20 usd por dosis. Es mucho dinero, sí. Pero es muy poco dinero comparado con el costo derivado de los millones de enfermos en la pandemia. 

Los sistemas de salud más justos y eficientes del mundo no son aquellos que más gastan sino aquellos que mejor gestionan y distribuyen recursos. 

Las vacunas siempre son una herramienta costoefectiva y una buena noticia en la gestión en salud.

PRACTICIDAD EN SU USO: Algunas vacunas (Pfizer, Johnson&Johnson) requieren una conservación a -70°, algo muy poco operativo. De este punto se desprende, una vez más, la necesidad de contar con una Agencia Nacional de Evaluación de Tecnologías Sanitarias que se ocupe plenamente de estas coyunturas.

Concluyendo, Hernán comentó que “lo que está en juego es que tanto el aislamiento, el distanciamiento, el barbijo, el lavado de manos y la vacuna, bajan la circulación viral y con ello la probabilidad de que se infecte un chico de 15 años con leucemia o una señora de 70 con diabetes y evolucionen muy mal, como es muy probable”. 


¿Qué te pareció esta información?