Array ( [0] => stdClass Object ( [id] => 0 [nombre] => Muni [imagen] => muni-rectangular.jpg [url] => https://www.comodoro.gov.ar [ordinal] => 1 [visible] => 1 [seccion] => detalle ) [1] => stdClass Object ( [id] => 1 [nombre] => concejo deliberante [imagen] => consejodeliberante.jpg [url] => http://www.concejocomodoro.gob.ar [ordinal] => 1 [visible] => 1 [seccion] => detalle ) [2] => stdClass Object ( [id] => 2 [nombre] => Casino de suboficiales [imagen] => comodoroayudac.png [url] => http://www.comodoroayuda.com [ordinal] => 2 [visible] => 1 [seccion] => detalle ) [3] => stdClass Object ( [id] => 6 [nombre] => Sovier [imagen] => sovier.jpg [url] => [ordinal] => 3 [visible] => 1 [seccion] => detalle ) [4] => stdClass Object ( [id] => 3 [nombre] => Draw [imagen] => banner-escueladepool.jpeg [url] => [ordinal] => 4 [visible] => 1 [seccion] => detalle ) [5] => stdClass Object ( [id] => 4 [nombre] => El obrero [imagen] => banner-elobrero.jpg [url] => https://www.muebleselobrero.com [ordinal] => 4 [visible] => 0 [seccion] => detalle ) [6] => stdClass Object ( [id] => 5 [nombre] => Banner Medicina Laser [imagen] => banner-medicina-estetica.jpg [url] => [ordinal] => 5 [visible] => 0 [seccion] => detalle ) )

Con Sello Patagónico | CUPO TRANS | Sábado 01 de agosto de 2020
Third slide

Deuda interna: mapa del cupo laboral travesti trans en Argentina

Desde el activismo travesti-trans se viene luchando desde hace años por un cupo laboral a nivel estatal, y también por políticas de integración laboral tanto en el sector público como privado. Hay ejemplos puntuales de implementación de estas políticas a nivel provincial y municipal, pero las demandas están lejos de cumplirse a nivel nacional. Unos 11 proyectos impulsados por el Frente de Todos aguardan su tratamiento en el Congreso.


En plena pandemia, las medidas para impedir la propagación del Covid-19 han dejado expuestas las enormes dificultades del colectivo travesti y trans para subsistir. Detrás de las innumerables urgencias y necesidades alimentarias, y de las dificultades para acceder al derecho a la salud, está un derecho básico, imprescindible para garantizar otros, y que ha sido negado de manera sistemática a este colectivo: el derecho al empleo, una deuda histórica. 

Según un informe de ATTTA y Fundación Huésped de 2014 (el último disponible), sólo el 18% de las personas travestis y trans han tenido acceso a trabajos formales. Sin opciones, excluidas tempranamente de la educación y muchas veces de sus familias, gran parte de ellas recurren para la subsistencia al trabajo sexual o están en situación de prostitución.

Desde el activismo travesti-trans se viene luchando desde hace años por un cupo laboral a nivel estatal, y también por políticas de integración laboral tanto en el sector público como privado. Hay ejemplos puntuales de implementación de estas políticas a nivel provincial y municipal, pero las demandas están lejos de cumplirse a nivel nacional. 

“El acceso a empleo de travestis y trans es una lucha que se viene dando desde 2015, con Diana Sacayán como pionera y es un horizonte de justicia social”, dijo a Presentes Alba Rueda, subsecretaria de Políticas de Diversidad, del Ministerio de la Mujer Géneros y Diversidad. “Implica una integralidad de derechos fundamentales para gran parte de nuestra población. La primera es el acceso a un trabajo, a poder desarrollar la capacidad laboral. Luego da posibilidad de tener una obra social y quedar protegides dentro de lo que es la seguridad social, y la posibilidad de tener una jubilación. Y además  implica el desarrollo de nuestras capacidades laborales: un reconocimiento social y hacer sustentables nuestras vidas y las de nuestras familias. Y agregó: “Desde la Subsecretaria de Diversidad del Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad nuestras convicciones están intactas: el horizonte de empleo formal para nosotras las personas travestis y trans debe ser abordado desde las políticas públicas de Estado. Tiene que ver con el reconocimiento de un derecho y la vulnerabilidad histórica a nuestro colectivo”. 

QUE ES EL CUPO LABORAL TRAVESTI TRANS

El cupo laboral travesti-trans fue una iniciativa de la líder travesti y activista por los derechos humanos Diana Sacayán. Lo pensó como una estrategia para paliar la exclusión de sus compañeras: el 95 por ciento de las travestis y trans están o estuvieron en situación de prostitución. La ley 14783 se aprobó en la Legislatura de la  provincia de Buenos Aires el 17 de septiembre de 2015. Un mes después fue asesinada en su departamento del barrio porteño de Flores, en la Ciudad de Buenos Aires.


EL ULTIMO ESLABON 

“La emergencia sanitaria en todo el territorio nacional pone en evidencia la falta de políticas públicas respecto al colectivo trava-trans. Y eso tiene que ver con el cupo laboral que venimos pidiendo en todas las provincias y en los diversos municipios. Esto vino a obstaculizar nuestra lucha por un cupo laboral-travesti trans.  Nuestras antecesoras pusieron el cuerpo y tenemos que dar una pelea contrahegemónica. Siempre nuestra problemática está en último eslabón. Creemos que la aprobación del cupo laboral trans en todos sus estamentos es una estrategia para que las compañeras accedan al mercado laboral desde una mirada integral. Tiene que haber una mirada tranversal de género para ir erradicando la discriminación y la exclusión”, dijo a Presentes la activista travesti de Nogoyá, Entre Ríos, Keili González. 

ONCE PROYECTOS DUERMEN EN EL CONGRESO

Actualmente en Argentina hay al menos once proyectos de ley que proponen la inclusión laboral travesti Trans. Y el tema empezó a debatirse en junio, en reuniones informativas coordinadas por la Comisión de Mujeres y Diversidad que preside la diputada Mónica Macha.

Este año los tres primeros proyectos (porque a principios de julio de 2020 ya son al menos 11) se presentaron el 5 de marzo en la Cámara de Diputados, y llevan la firma de legisladoras mujeres, todas del mismo partido (Frente de Todes).

Las iniciativas de acceso laboral a personas travestis y trans proponen garantizar de algún modo el derecho al trabajo. La mayoría de ellas, destinando un porcentaje de la planta del sector público nacional a personas travestis, trans y transgénero que reúnan condiciones de idoneidad. Esto incluye a los tres poderes del Estado, organismos descentralizados, entes públicos no estatales,empresas del Estado, tanto en sus plantas efectivas como otras modalidades de contratación y tercerización de servicios.

Fuente: Agencia Presentes 


¿Qué te pareció esta información?