Array ( [0] => stdClass Object ( [id] => 0 [nombre] => Muni [imagen] => muni-rectangular.jpg [url] => https://www.comodoro.gov.ar [ordinal] => 1 [visible] => 1 [seccion] => detalle ) [1] => stdClass Object ( [id] => 1 [nombre] => concejo deliberante [imagen] => consejodeliberante.jpg [url] => http://www.concejocomodoro.gob.ar [ordinal] => 1 [visible] => 1 [seccion] => detalle ) [2] => stdClass Object ( [id] => 2 [nombre] => Casino de suboficiales [imagen] => casino.gif [url] => http://www.facebook.com/futuro.prosperidad.9 [ordinal] => 2 [visible] => 1 [seccion] => detalle ) [3] => stdClass Object ( [id] => 6 [nombre] => Sovier [imagen] => sovier.jpg [url] => [ordinal] => 3 [visible] => 1 [seccion] => detalle ) [4] => stdClass Object ( [id] => 3 [nombre] => Draw [imagen] => banner-escueladepool.jpeg [url] => [ordinal] => 4 [visible] => 1 [seccion] => detalle ) [5] => stdClass Object ( [id] => 4 [nombre] => El obrero [imagen] => banner-elobrero.jpg [url] => https://www.muebleselobrero.com [ordinal] => 4 [visible] => 0 [seccion] => detalle ) [6] => stdClass Object ( [id] => 5 [nombre] => Banner Medicina Laser [imagen] => banner-medicina-estetica.jpg [url] => [ordinal] => 5 [visible] => 0 [seccion] => detalle ) )

Con Sello Patagónico | FUTBOL | Viernes 22 de mayo de 2020
Third slide

Carrizo rompió el silencio: 'Había que tocar fondo, no hay otra'

El ex arquero 'millonario' se expresó este viernes y dejó mucha tela para cortar. “A veces hay que tocar fondo”, dijo Juan Pablo y recalcó que luego de la pérdida de la categoría el club resurgió.


No olvida. Sigue “mirando los partidos del 2008 y de 2011”. Repasa, a través de videos, el título del Clausura 08. Pero Juan Pablo Carrizo también observa detenidamente aquellas fechas duras del primer semestre del 2011, cuando River -que terminó sexto en el torneo- quedó condenado a disputar la Promoción y, posteriormente, al descenso tras perder en la serie con Belgrano. A los 36 años, el arquero hizo un profundo análisis de lo que fue aquella dolorosa situación vivida en el club que lo vio nacer. ¿Qué pasó con Fillol? ¿Hubo un responsable del descenso? ¿Quiso quedarse a jugar en el Ascenso?

Carrizo manifestó en TNT Sports que él “hubiese querido ser un superhéroe y salvar al club, quedar en la historia de otro modo”, pero que “cada uno te pone en el lugar que quiere”. Que siente que “la gente de River siempre se expresó con gratitud” hacia él, que “nunca tuve palabras desagradables ni pasé momentos feos en la calle”. E hizo un análisis individual de su rendimiento en aquel Clausura 2011. “En las estadísticas, me equivoco en dos partidos. ¿Vos pensás que me hubiese querido equivocar en el año que era más importante para River? No entra en ninguna cabeza”, recalcó.

Y sobre el descenso, a su vez Carrizo planteó que desde su óptica “nunca hay un solo culpable, nunca lo hay. No hay una dirigencia, un jugador… Es todo un organismo el que funcionaba mal hace tiempo y en lo deportivo se llegó al límite. Me tocó formar parte y no me voy a arrepentir jamás”. También recordó que “después de Zaragoza (su pase pertenecía a Lazio) volví a River con la idea de aportarle en un momento difícil, porque sentía que necesitaba de jugadores que habían salido del club. No me importó si iba a ser un año difícil, uno asume los riesgos del juego”. Y sentenció: “Sinceramente nadie deseó ese final, pero viéndolo hoy, la realidad era necesaria. Porque tenés que tocar fondo, no hay otra”.

Carrizo también aclaró qué fue lo que ocurrió el domingo 22 de mayo de 2011, cuando luego de cometer un error en el gol del empate ante San Lorenzo (Ferrari remató y él no logró contener con seguridad y la pelota se le escurrió), rechazó un abrazo del Pato Fillol, quien lo esperaba para consolarlo. “Creo que a la gente le pudo haber molestado haber tocado un ídolo. Fillol a mi me conoce desde los 13 años: él me descubrió en Villa Constitución con Tocalli, Tojo y Pekerman en un Pre-15 que giraba por todo el Interior. Desde ahí tengo relación. Tenía mucha confianza. Cuando le saco la mano fue porque después del partido me quedé dándole una entrevista a la TV. Al salir del campo veo que Fillol está ahí, me abraza. Sentí que era más la exposición. Entonces le hice el gesto. No es un gesto lindo, porque a mi hijo no le enseño que me lo haga. Pero en ese momento, cuando te acabás de comer un gol y que sabías que los puntos eran importantísimos, y venías con las pulsaciones a mil, se dio esa reacción que fue sin mala fe, ni con la intención de faltarle el respeto a nadie”. En tanto, entiende a la distancia que en ese momento era “un loco que hacía gambetas, que no tenía ni sentido tal vez” y que con el tiempo “te das cuenta que a una institución le puede generar la pérdida de un campeonato o que genera desconfianza en tus compañeros”

En tanto, Carrizo reveló que su plan era seguir en River para pelear el Ascenso en la temporada de la B Nacional. “Yo me quería quedar en River. Había pasado lo peor y era el momento para seguir estando. Pero aclaremos algo: el club me tuvo a préstamo ese año y la opción de compra era de u$s 6.000.000. Un equipo, cuando pierde la categoría, no gasta dinero. Hice todo lo que pude a mi alcance para seguir. Incluso, me presenté a mediados de julio a entrenar en Lazio cuando habría tenido que hacerlo un mes y medio antes. Fue un momento difícil”, reconstruyó aquellos días difíciles en los que no habló “por respeto al hincha” y en los que Matías Almeyda, recientemente ungido como DT, le recomendó que continuara su carrera en Europa.


¿Qué te pareció esta información?