Array ( [0] => stdClass Object ( [id] => 0 [nombre] => Muni [imagen] => muni-rectangular.jpg [url] => https://www.comodoro.gov.ar [ordinal] => 1 [visible] => 1 [seccion] => detalle ) [1] => stdClass Object ( [id] => 1 [nombre] => concejo deliberante [imagen] => consejodeliberante.jpg [url] => http://www.concejocomodoro.gob.ar [ordinal] => 1 [visible] => 1 [seccion] => detalle ) [2] => stdClass Object ( [id] => 2 [nombre] => Casino de suboficiales [imagen] => casino.gif [url] => http://www.facebook.com/futuro.prosperidad.9 [ordinal] => 2 [visible] => 1 [seccion] => detalle ) [3] => stdClass Object ( [id] => 6 [nombre] => Sovier [imagen] => sovier.jpg [url] => [ordinal] => 3 [visible] => 1 [seccion] => detalle ) [4] => stdClass Object ( [id] => 3 [nombre] => Draw [imagen] => banner-escueladepool.jpeg [url] => [ordinal] => 4 [visible] => 1 [seccion] => detalle ) [5] => stdClass Object ( [id] => 4 [nombre] => El obrero [imagen] => banner-elobrero.jpg [url] => https://www.muebleselobrero.com [ordinal] => 4 [visible] => 0 [seccion] => detalle ) [6] => stdClass Object ( [id] => 5 [nombre] => Banner Medicina Laser [imagen] => banner-medicina-estetica.jpg [url] => [ordinal] => 5 [visible] => 0 [seccion] => detalle ) )

Con Sello Patagónico | MIGRACIONES | Domingo 01 de marzo de 2020
Third slide

Los “chacareros” bolivianos de la Patagonia y el culto a la tierra

Las comunidades bolivianas asentadas en el Valle inferior del Río Chubut con décadas de trabajo dan cuenta de la fertilidad de la tierra chubutense y presentan alternativas productivas alejadas del saqueo. Trayectos Migrantes es un trabajo de fotoperiodismo que recupera sus historias y documenta con imágenes una rica historia.


Donato tiene alrededor de 90 años, nació en Vitichi y hace décadas trabaja la tierra del Valle Inferior

Trayectos migrantes es un trabajo que aún está en desarrollo. Además de tomar fotografías e investigar la historia del poblamiento boliviano en el valle inferior del río Chubut, cuenta  con una extensa recopilación de testimonios que de a poco van conociendo la luz.

El proyecto está impulsado por Lucas Ramiro Britapaja, Nancy Esther Calfin y Noelía Anahí Otero, quienes hace casi tres años han sido testigos de las labores diarias de las comunidades teniendo como objetivo a largo plazo la publicación de un libro que sirva para la posteridad.

A través de una página web donde comparten el avance de su trabajo se explican los fundamentos básicos de la investigación que esta en pleno desarrollo. “El valle inferior del río Chubut ha sido transformado. Las familias de origen boliviano han hecho de este espacio fértil un polo productivo agrícola que dinamizó la economía de la zona noreste de esta provincia patagónica. Hoy, su producción de verduras, frutas y especies aromáticas conforma no sólo buena parte de la dieta local sino que también se extendió comercialmente hacia otros centros urbanos del sur argentino.

Aunque la zona está vinculada a la milenaria historia de los pueblos originarios y desde 1865 con la de los inmigrantes galeses que fueron los primeros que hicieron de esta cuenca un valle productivo (también junto a otras colectividades europeas y asiáticas), ya hace más de tres décadas que es sostenido fundamentalmente por el trabajo de inmigrantes e hijos de personas provenientes de Bolivia. La historia galesa perdura en las denominaciones de las localidades aledañas, la cartelería vial y las escuelas. Pero hacia dentro de muchas de las chacras son los migrantes de origen boliviano quienes viven, trabajan, producen y comercializan lo que nace de esta tierra.

Aún así, en un importante sector de la sociedad local se sostienen discursos discriminatorios que desde el prejuicio menosprecian o desconocen el aporte que hacen estas familias productoras a la economía. Eustasia, una de las mujeres que vino del país andino, remarca que la colectividad boliviana ha sido estigmatizada incluso por su progreso económico: “Dicen que los bolivianos no comemos para juntar plata; así discriminan…”.

Trelew, Gaiman, Dolavon y 28 de julio son las ciudades y pueblos de esta zona que fueron bautizados honrando la famosa gesta galesa de 1865. Pero ahora las chacras se caracterizan por los hornos de barro, por las plantaciones de maíz y quinquina, por grupos de personas laboreando la tierra y hasta puede verse en alguna chacra una bandera wiphala flameando como espantapájaros en el centro de un cuadro de surcos sembrados. Esta es la historia del poblamiento boliviano en lo que se denomina Valle Inferior del Río Chubut, en el noreste de la Patagonia argentina y a más de 2500 kilómetros de sus lugares de origen”.

Cada fotografía y testimonio dan cuenta de una riqueza que late en el interior de una provincia que por estos días aparece en una profunda crisis, donde se alienta al “extractivismo” como la única salida posible.

Para conocer más sobre el proyecto ingresá a: https://trayectosmigrantes.com/

 

 

¿Qué te pareció esta información?